Acromegalia: qué es, síntomas, causas y tratamiento en Madrid

acromegalia que es
¿Qué es la acromegalia? ¿Cuáles son sus síntomas y causas? ¿Cómo se diagnostica? Nuestros especialistas en el tratamiento de la acromegalia en Madrid te dan todos los detalles.
Índice de Contenidos

Qué es la acromegalia

La acromegalia es una enfermedad caracterizada por la producción excesiva de hormona de crecimiento (GH) por la glándula pituitaria, situada en la base del cerebro. La palabra «acromegalia» se deriva del griego «acro», que significa extremidades, y «mega», grande, haciendo referencia al aumento de tamaño de estas partes del cuerpo.

Aunque es poco frecuente y los síntomas evolucionan lentamente, lo que a menudo retrasa el diagnóstico, la acromegalia puede tener consecuencias graves para la salud si no se trata adecuadamente. Entre estas, destacan complicaciones en diversos órganos debido al crecimiento excesivo de tejidos. Sin embargo, con tratamientos oportunos, es posible reducir el riesgo de complicaciones y mejorar significativamente los síntomas.

La detección tardía, comúnmente entre 10 y 15 años después del inicio de los síntomas, subraya la importancia de la concienciación sobre esta condición para un diagnóstico y tratamiento tempranos.

Acromegalia y gigantismo

acromegalia y gigantismo

La acromegalia se manifiesta principalmente en adultos, causando un agrandamiento anormal de los huesos de manos, pies y cara. El gigantismo, por otro lado, es una condición relacionada que se presenta en la niñez, cuando el exceso de hormona de crecimiento lleva a una estatura muy elevada y a extremidades alargadas, debido a que los cartílagos de crecimiento de los huesos aún no se han cerrado.

Un diagnóstico y tratamiento oportunos son fundamentales para evitar la progresión de estas complicaciones, pudiendo mejorar significativamente la calidad de vida y reducir el riesgo de mortalidad prematura asociada con la enfermedad y sus complicaciones.

Síntomas de la acromegalia

La acromegalia se manifiesta a través de una variedad de síntomas, muchos de los cuales progresan gradualmente y pueden permanecer inadvertidos durante años.

Entre los síntomas más destacados se encuentran:

  • Agrandamiento de manos y pies. Esto puede notarse cuando anillos, guantes, zapatos, o sombreros previamente cómodos ya no se ajustan correctamente.
  • Cambios faciales. Los rasgos faciales pueden volverse más toscos, con mandíbula y frente sobresalientes, nariz y labios agrandados, y aumento del espacio entre los dientes.
  • Alteraciones cutáneas. La piel puede tornarse áspera, grasosa, y más gruesa, acompañada de sudoración excesiva y mal olor corporal, así como la aparición de pequeñas verrugas.
  • Dolor articular y movilidad reducida. El crecimiento excesivo de tejidos puede llevar a dolor en las articulaciones y a la artritis.
  • Cambios vocales. Una voz más grave y ronca debido al engrosamiento del cartílago de la laringe.
  • Problemas de visión y cefaleas. La compresión de los nervios puede causar pérdida de la visión periférica y dolores de cabeza intensos.
  • Alteraciones reproductivas. Irregularidades en el ciclo menstrual y disfunción eréctil, además de la posible producción de leche materna en mujeres no lactantes.
  • Complicaciones adicionales. Aumento del riesgo de diabetes, hipertensión, apnea del sueño, y tumores en distintas partes del cuerpo.

Es fundamental consultar a un médico endocrino si se presentan signos o síntomas de acromegalia. Un diagnóstico temprano y un tratamiento adecuado son fundamentales para prevenir complicaciones graves y mejorar el pronóstico de la enfermedad. La acromegalia desarrolla cambios físicos lentamente, lo que a menudo retrasa el reconocimiento y el tratamiento, subrayando la importancia de la vigilancia y la consulta médica ante cualquier cambio sospechoso.

Diagnóstico de la acromegalia

El diagnóstico de la acromegalia se basa en una combinación de evaluaciones clínicas, pruebas de laboratorio y diagnóstico por imagen. Este proceso diagnóstico permite identificar la sobreproducción de hormonas del crecimiento (GH) y su origen, generalmente un tumor en la glándula pituitaria. Los pasos para el diagnóstico incluyen:

  • Historia clínica y examen físico. Una evaluación detallada de los síntomas y signos físicos, incluyendo cambios en la apariencia física y el crecimiento de manos y pies.
  • Análisis de sangre. Se miden los niveles de GH y del factor de crecimiento insulinoide tipo 1 (IGF-1). Dado que los niveles de GH pueden variar, un solo resultado elevado no confirma el diagnóstico. Se utiliza la prueba oral de tolerancia a la glucosa para evaluar la respuesta de la GH; en personas sanas, los niveles de GH deberían disminuir, pero en casos de acromegalia, esto no ocurre.
  • Diagnóstico por imagen. La resonancia magnética (RM) o la tomografía computarizada (TC) se emplean para identificar anomalías en la hipófisis, como adenomas, que son la causa más común de acromegalia. Estas pruebas también ayudan a evaluar el tamaño y la ubicación del tumor.
  • Prueba de tolerancia oral a la glucosa. Se administra glucosa para observar la reacción de la hormona del crecimiento. Una disminución anormal o ausente en los niveles de GH tras la ingesta de glucosa confirma la diagnosis de acromegalia.

La detección temprana es fundamental para evitar complicaciones graves asociadas con la enfermedad. A menudo, el diagnóstico se retrasa debido a la progresión lenta de los síntomas, que pueden confundirse con cambios normales del envejecimiento. Por ello, ante la sospecha de acromegalia, es esencial realizar un seguimiento médico exhaustivo, incluyendo análisis de laboratorio y pruebas de imagen, para confirmar la presencia de esta condición y determinar el tratamiento más adecuado.

La acromegalia no tratada puede derivar en complicaciones severas, afectando diversas áreas de la salud. Entre ellas se incluyen la hipertensión, el aumento de colesterol, problemas cardíacos como la miocardiopatía, artrosis, diabetes tipo 2, y el bocio, que es el agrandamiento de la glándula tiroides. También puede conducir al desarrollo de pólipos precancerosos en el colon, apnea del sueño, síndrome del túnel carpiano, y eleva el riesgo de ciertos tumores cancerosos. Además, puede causar problemas óseos, incluyendo fracturas o compresión de la médula espinal, y afectar la visión.

Causas de la acromegalia

acromegalia causas

La acromegalia es causada por la producción excesiva de hormona del crecimiento (GH), principalmente debido a un adenoma pituitario, un tumor benigno en la glándula pituitaria. Esta glándula, situada en la base del cerebro, juega un papel importante en la regulación del crecimiento y el funcionamiento de otras glándulas endocrinas a través de la secreción de varias hormonas.

La producción excesiva de GH lleva a un aumento en la producción del factor de crecimiento insulinoide tipo 1 (IGF-1) por el hígado, lo que resulta en el crecimiento anormal de tejidos y huesos, característico de la acromegalia. En la mayoría de los casos, los adenomas pituitarios son la fuente de este exceso de GH. Estos tumores pueden crecer y ejercer presión sobre las estructuras circundantes, causando síntomas como dolores de cabeza y problemas de visión.

Además de los tumores pituitarios, en raras ocasiones, tumores localizados en otras partes del cuerpo, como los pulmones o el páncreas, pueden producir hormona liberadora de GH o directamente GH, provocando síntomas similares a los de la acromegalia.

El hipotálamo, situado por encima de la glándula pituitaria, regula la secreción de GH enviando señales hormonales o eléctricas. Esta interacción entre el hipotálamo y la pituitaria es fundamental para el equilibrio hormonal. La pituitaria, conocida como la «glándula maestra», también produce otras hormonas importantes para diversas funciones corporales, como el metabolismo, la reproducción y la respuesta al estrés.

En niños, el exceso de GH puede resultar en gigantismo, causando un crecimiento excesivo y estatura muy alta debido a que los cartílagos de crecimiento de los huesos aún no se han cerrado. En adultos, donde los cartílagos de crecimiento ya están cerrados, el exceso de GH resulta en acromegalia, caracterizada por el agrandamiento de las extremidades y cambios en las características faciales.

La acromegalia es una condición rara, y su diagnóstico temprano y tratamiento son esenciales para evitar complicaciones graves y mejorar la calidad de vida del paciente.

Tratamiento de la acromegalia en Madrid

En nuestro centro de tratamiento especializado en Madrid, nos comprometemos a ofrecer un enfoque eficiente y personalizado para el manejo de la acromegalia, una condición compleja que requiere precisión, cuidado y una comprensión profunda de sus impactos.

Nuestro tratamiento de la acromegalia en Madrid sigue un enfoque multidisciplinario que puede incluir cirugía, medicación, y radioterapia, dependiendo de la situación específica de cada paciente.

Cirugía

La extirpación quirúrgica del adenoma pituitario es frecuentemente el primer paso en el tratamiento de la acromegalia y el gigantismo, resultando en una reducción inmediata de los niveles de hormona del crecimiento. Sin embargo, la cirugía por sí sola no siempre es suficiente, especialmente si el tumor es grande, y puede requerir tratamiento adicional con medicación y, en algunos casos, radioterapia.

Medicación

Los medicamentos juegan un papel importante en el manejo de la acromegalia, especialmente en casos donde la cirugía no es posible o no logra eliminar completamente el tumor. Los análogos de somatostatina, como la octreotida, la lanreotida y la pasireotida, son comúnmente utilizados para reducir la producción de hormona del crecimiento. El pegvisomant, un antagonista del receptor de la hormona del crecimiento, se prescribe para pacientes que no responden adecuadamente a los análogos de somatostatina. La cabergolina, aunque menos efectiva, es una opción para casos leves y es apreciada por algunos pacientes debido a su administración oral.

Radioterapia

La radioterapia se considera una opción complementaria, especialmente útil cuando quedan restos tumorales después de la cirugía o en casos de resistencia a medicamentos. La radioterapia estereotáctica, que minimiza el daño a tejidos sanos circundantes, puede emplearse para dirigir dosis precisas de radiación al tumor residual.

Seguimiento

Después del tratamiento, es esencial un seguimiento regular para monitorear la función pituitaria y asegurar que la acromegalia no reaparezca. Las evaluaciones anuales suelen ser recomendadas.

Coordinación entre especialidades

El manejo de la acromegalia requiere la colaboración de un equipo multidisciplinario, incluyendo endocrinólogos, neurocirujanos, y radioterapeutas, para determinar el mejor enfoque terapéutico para cada paciente. La elección del tratamiento se personaliza, basándose en la extensión del tumor, la respuesta a tratamientos previos, y las preferencias del paciente.

Este enfoque integral busca no solo controlar los niveles de hormona del crecimiento y aliviar los síntomas, sino también mejorar la calidad de vida del paciente y reducir el riesgo de complicaciones asociadas a la acromegalia.

Picture of Joaquín Puerma Ruiz
Joaquín Puerma Ruiz

Médico especialista en Endocrinología y Nutrición

Facebook
Twitter
LinkedIn
Telegram
WhatsApp

El hipotiroidismo: aprende a conocerlo

Únete a mi comunidad de salud por email​

Una guía sobre hipotiroidismo del doctor Joaquín Puerma Ruiz, adaptado para público general y otros profesionales sanitarios.

Únete a mi comunidad de salud por email​

¿Quieres recibir de forma periódica soluciones para modificaciones de hábitos de vida y otros materiales útiles para ti?

Últimas entradas del blog

Últimos podcasts

Servicios de la Clínica de Joaquín Puerma

endocrino online

Endocrino Online

Un endocrino online es un médico especialista en tratar cualquier alteración hormonal o metabólica y problemas que afectan a la nutrición a través de una videoconsulta. La atención es igual que en una consulta presencial.

nutricionista online

Nutricionista Online

Un nutricionista online es un especialista en alimentación y nutrición, con título universitario. Su objetivo es conseguir que sus pacientes tengan un estilo de vida más saludable a partir de la alimentación.

Conoce más sobre tu tiroides y retoma el control de tu salud