Helicobacter pylori: qué es, síntomas, pruebas y tratamiento

que es una helicobacter pylori
¿Qué es helicobacter pylori? ¿Qué síntomas causa esta bacteria? ¿Cuáles son sus causas y factores de riesgo de contraerla? ¿Qué pruebas se hacer para diagnosticarla? Te informamos de los tratamientos posibles, en caso de sufrir los síntomas.
Índice de Contenidos

Qué es helicobacter pylori

Helicobacter pylori, comúnmente conocido como H. pylori, es una bacteria con forma de espiral que se aloja en el estómago humano. Se caracteriza por ser gram negativa y tener una longitud de aproximadamente 3 micrómetros. Esta bacteria posee entre 4 y 6 flagelos que le permiten moverse y adherirse a las células epiteliales del estómago.

Una de las habilidades más destacadas de H. pylori es su capacidad para producir ureasa, una enzima que le permite sobrevivir en el ambiente ácido del estómago. Esta enzima descompone la urea en dióxido de carbono y amoníaco, ayudando a neutralizar la acidez estomacal y favoreciendo así su supervivencia en un entorno que, para otros microorganismos, resultaría hostil.

El principal riesgo de tener H. pylori en nuestro estómago es la inflamación que puede causar, conocida como gastritis. Esta inflamación puede derivar en úlceras estomacales y, en casos más graves, en cáncer de estómago. Las toxinas liberadas por la bacteria, como la citotoxina A vacuolizante (VacA), pueden dañar directamente el tejido estomacal.

Bacteria helicobacter

bacteria helicobacter

Helicobacter pylori, o H. pylori, es una bacteria que ha infectado a más de la mitad de la población mundial. Aunque su prevalencia ha disminuido en las últimas décadas, especialmente en regiones de bajos ingresos como África, sigue siendo la infección bacteriana más común a nivel global.

A pesar de su alta prevalencia, es interesante notar que hasta el 70% de las personas infectadas pueden no presentar síntomas.

En cuanto a la transmisión, H. pylori se encuentra en la saliva, heces y placa dental. La transmisión puede ocurrir a través del contacto directo con estos fluidos o por el contacto con objetos contaminados. Si bien el mecanismo exacto de transmisión aún no está claro, se cree que en países desarrollados la transmisión ocurre principalmente dentro de la familia. En países en desarrollo, el contagio a menudo se produce a través de alimentos o agua contaminados.

Las condiciones de vida, como el hacinamiento o la falta de acceso a agua limpia, aumentan el riesgo de infección. En países menos desarrollados, hasta el 80% de la población puede estar infectada, según la Fundación Española del Aparato Digestivo.

Síntomas de helicobacter pylori

sintomas de helicobacter pylori

La infección por helicobacter pylori es intrigante, ya que, a pesar de su alta prevalencia, muchos de los afectados no muestran síntomas. Las razones detrás de esta falta de manifestaciones no están claras, aunque se especula que ciertas personas podrían tener una resistencia innata mayor.

Para quienes sí presentan síntomas, estos suelen ser:

  • Dolor estomacal: Es común sentir un dolor agudo en el estómago, que se intensifica cuando está vacío.
  • Hinchazón: Sensación de plenitud e inflamación en el abdomen.
  • Pérdida de apetito y peso: Se puede experimentar una disminución en el hambre y una pérdida de peso inexplicada.
  • Náuseas: Un malestar constante en el estómago.
  • Eructos frecuentes: Expulsión repetida de aire del estómago.

En situaciones más graves, donde la infección se ha complicado, es posible presentar síntomas adicionales:

  • Gastritis erosiva: Desgaste de la mucosa estomacal.
  • Úlcera péptica o gastroduodenal: Llagas en la mucosa del estómago o intestino delgado. Sus síntomas pueden incluir saciedad temprana, problemas para ingerir líquidos, hambre horas después de comer, acidez, y en casos extremos, sangre en vómitos o heces, lo que indica una posible hemorragia o perforación.

En casos raros, pero de suma importancia, la infección prolongada por H. pylori puede aumentar el riesgo de desarrollar cáncer gástrico. Aunque el riesgo es bajo, es crucial tenerlo en cuenta y consultar a un médico endocrino si se sospecha la presencia de esta bacteria o si se presentan síntomas atípicos.

Causas y factores de riesgo de helicobacter pylori

causas de helicobacter pylori

La infección por helicobacter pylori es un problema de salud global que afecta a gran parte de la población mundial. Aunque el mecanismo exacto de transmisión no se comprende completamente, se cree que la infección se adquiere principalmente durante la infancia. A continuación, se describen las principales vías de transmisión y factores de riesgo asociados:

  • Vías de Transmisión:
    • Oral-oral: Se ha identificado la bacteria en la saliva y la placa dental, lo que sugiere que el intercambio de fluidos orales puede ser una vía de transmisión.
    • Oral-fecal: La presencia de la bacteria en heces indica que puede transmitirse si las heces contaminan alimentos, agua o superficies que luego entran en contacto con la boca.
    • Consumo de alimentos o bebidas contaminadas: La ingesta de alimentos o agua contaminada es una posible vía de transmisión, especialmente en áreas con saneamiento deficiente.
    • Prácticas iatrogénicas: La contaminación de equipos médicos, como endoscopios, puede facilitar la transmisión.
    • Transmisión vectorial: Aunque es menos común, algunos insectos podrían actuar como vectores, transmitiendo la bacteria de una persona a otra.
  • Factores de Riesgo:
    • Condiciones de vivienda: Vivir en condiciones de hacinamiento o en áreas con infraestructuras de saneamiento deficientes aumenta el riesgo de infección.
    • Acceso limitado a agua limpia: No tener acceso a agua potable y purificada eleva las probabilidades de consumir agua contaminada con la bacteria.
    • Región geográfica: Las personas que viven en regiones de bajos ingresos o en países en desarrollo tienen un riesgo más alto debido a las condiciones de vida y la falta de infraestructura sanitaria adecuada.
    • Contacto cercano con personas infectadas: Convivir con alguien diagnosticado con la infección aumenta las posibilidades de contraerla.

Pruebas y diagnóstico de helicobacter pylori

pruebas de helicobacter pylori

El diagnóstico de la infección por helicobacter pylori se realiza mediante diferentes técnicas y métodos que varían en términos de invasividad y precisión. A continuación, te detallo los métodos más comunes:

  • Métodos No Invasivos:
    • Análisis de sangre: Este examen detecta la presencia de anticuerpos específicos dirigidos contra la bacteria. Si estos anticuerpos están presentes, indica una infección activa o previa.
    • Test de aliento (Prueba del Urease): Después de consumir una pastilla con urea marcada, si H. pylori está presente en el estómago, convertirá la urea en dióxido de carbono, que luego es exhalado. Se toman muestras de aliento antes y después de consumir la pastilla, y si hay un aumento en los niveles de dióxido de carbono, indica una infección activa.
    • Prueba de heces: Detecta antígenos específicos de la bacteria en las heces. Es especialmente útil para confirmar la erradicación de la bacteria después del tratamiento.
  • Métodos Invasivos:
    • Endoscopia: Se introduce un tubo flexible con una cámara (endoscopio) a través de la boca para examinar el interior del estómago. Durante la endoscopia, se pueden tomar biopsias (muestras de tejido) del revestimiento del estómago para analizarlas en busca de la presencia de la bacteria.
    • Cultivo de tejido gástrico: A partir de la biopsia obtenida durante la endoscopia, se puede intentar cultivar la bacteria en condiciones específicas de laboratorio. Aunque es un método más laborioso, ofrece una especificidad del 100%, es decir, si la bacteria crece en el cultivo, confirma la presencia de H. pylori en el paciente.

Independientemente del método utilizado, es fundamental que, una vez diagnosticada la infección por un endocrino, se proceda con el tratamiento médico adecuado y se realice un seguimiento posterior para confirmar la erradicación de la bacteria y evitar posibles complicaciones.

Tratamiento helicobacter pylori

tratamiento de helicobacter pylori

El tratamiento para la infección por Helicobacter pylori tiene como objetivo principal erradicar la bacteria del estómago y aliviar los síntomas y complicaciones asociadas. A continuación, te describo las principales estrategias terapéuticas que puede haber:

  • Terapia combinada: Dado que H. pylori puede desarrollar resistencia a los antibióticos, se emplea una combinación de al menos dos antibióticos diferentes simultáneamente para aumentar la eficacia del tratamiento. Los antibióticos comúnmente utilizados incluyen amoxicilina, claritromicina y metronidazol.
  • Inhibidores de la bomba de protones (IBP): Estos medicamentos, como omeprazol, esomeprazol y pantoprazol, reducen la producción de ácido estomacal. Al disminuir la acidez del estómago, se crea un ambiente menos favorable para H. pylori, lo que mejora la eficacia de los antibióticos.
  • Duración del tratamiento: El tratamiento combinado suele durar entre 10 y 14 días. Es crucial completar el tratamiento prescrito incluso si los síntomas mejoran antes para asegurar la erradicación completa de la bacteria y evitar el desarrollo de resistencia.
  • Verificación de erradicación: Después de completar el tratamiento, es recomendable realizar pruebas de seguimiento (como el test de aliento o la prueba de heces) para confirmar que la bacteria ha sido erradicada. Esto se suele hacer unas semanas después de finalizar el tratamiento.
  • Efectos secundarios: Es posible que los pacientes experimenten efectos secundarios como diarrea, náuseas, sabor metálico en la boca o alergias. Si estos síntomas son graves, es esencial consultar al médico.
  • Tratamientos alternativos: En caso de que la terapia inicial no sea efectiva, se pueden considerar regímenes alternativos con diferentes combinaciones de antibióticos o una duración prolongada del tratamiento.
  • Uso de probióticos: Algunos estudios sugieren que los probióticos pueden ayudar a mejorar la eficacia del tratamiento al restaurar el equilibrio de la microbiota intestinal y reducir los efectos secundarios de los antibióticos.

Es importante recordar que, aunque la infección por H. pylori es común, no todas las personas necesitarán tratamiento. El tratamiento se recomienda principalmente para aquellos que presentan síntomas o complicaciones asociadas, como úlceras o gastritis. La decisión de tratar y la elección del régimen terapéutico debe basarse en una evaluación médica individualizada.

Picture of Joaquín Puerma Ruiz
Joaquín Puerma Ruiz

Médico especialista en Endocrinología y Nutrición

Facebook
Twitter
LinkedIn
Telegram
WhatsApp

El hipotiroidismo: aprende a conocerlo

Únete a mi comunidad de salud por email​

Una guía sobre hipotiroidismo del doctor Joaquín Puerma Ruiz, adaptado para público general y otros profesionales sanitarios.

Únete a mi comunidad de salud por email​

¿Quieres recibir de forma periódica soluciones para modificaciones de hábitos de vida y otros materiales útiles para ti?

Últimas entradas del blog

Últimos podcasts

Servicios de la Clínica de Joaquín Puerma

endocrino online

Endocrino Online

Un endocrino online es un médico especialista en tratar cualquier alteración hormonal o metabólica y problemas que afectan a la nutrición a través de una videoconsulta. La atención es igual que en una consulta presencial.

nutricionista online

Nutricionista Online

Un nutricionista online es un especialista en alimentación y nutrición, con título universitario. Su objetivo es conseguir que sus pacientes tengan un estilo de vida más saludable a partir de la alimentación.

Conoce más sobre tu tiroides y retoma el control de tu salud